Carta de la Dirección

El entorno macro económico, socio-cultural y tecnológico está cambiando de manera cuantitativa y cualitativa, y además lo hace a un ritmo vertiginoso. En un contexto global complejo que necesita, por un lado adaptaciones locales y, por otro, simplificación para poder dirigirse, y en el que primará la escasez de talento y el compromiso de una fuerza laboral diversa y multigeneracional, entre otras cosas, los líderes de RRHH lo han de ser de la organización y no sólo la de la función. Toca reinventarse y, al mismo, tiempo, reinventar la función de recursos humanos.

En este momento no es suficiente con hacer más de lo mismo, sino que hay que hacer diferente. En este sentido, el Centro de Recursos Humanos del IE Business School sitúa el punto de mira en “chequear”, en la medida que sea necesario, la función de dirección de personas, dada la importancia crítica que va a tener en el éxito de las estrategias de nuestras organizaciones. Esto supone cuestionarse la utilidad de las prácticas de recursos humanos existentes e innovar para generar nuevas formas de aproximarnos a las realidades cambiantes: globalización del talento, impacto de las nuevas tecnologías en las maneras de trabajar, nuevas generaciones con nuevos valores y necesidades o el impacto del envejecimiento de la población en la fuerza laboral, entre otras variables. La dirección de capital humano ha de ser una pieza clave en la cadena de valor de las organizaciones y ese es nuestro objetivo: ayudar y comprometernos con las compañías para lograrlo.

Para ello y desde diversos frentes -benchmark de RRHH, innovación en la gestión de personas, observatorio de comunicación y RSE e investigación aplicada- queremos seguir siendo el centro de referencia en Recursos Humanos en generación y difusión de conocimiento académico y aplicado.

Pilar Rojo,

Directora.